Nuestras emociones, bendito regalo

La Psicóloga de la Fundación Marcela Molano nos dio unos tips para el manejo de emociones, esto nos permite aprender a controlar lo que sentimos:

Estamos viviendo tiempos muy diferentes a los que quizás planeamos o esperábamos para nuestro 2020, como humanidad y más específicamente en cada uno de nuestros hogares, nos hemos encontrado con nuevas formas de relacionarnos, cambios en nuestras rutinas diarias y roles desempeñados previamente. Sumado a ello, quizás mayores conflictos o choques en nuestra convivencia, entendiendo que como nunca antes, permanecemos con nuestra familia 24/7.  

Por ello, es importante hablar de nuestras emociones y su adecuado manejo, en el marco de la contingencia sanitaria que hoy vivimos a nivel nacional, entendiendo que son ellas una parte muy importante, para la resolución de conflictos en el hogar y la comprensión de las diferentes formas de pensar y sentir que cada uno de nosotros tenemos.

A continuación, vamos a repasar cuatro tips importantes frente a nuestras emociones:

  1. Todos vivenciamos diferentes emociones en nuestra cotidianidad, son ellas quienes nos permiten expresar a otros lo que pensamos, sentimos y/o vivenciamos frente a cada experiencia que se nos presenta. En este espacio vamos a  reconocer inicialmente 4 de ellas, como lo son: la alegría, la tristeza, la ira y el miedo. Cada una con el mismo nivel de importancia para la construcción de nuestra percepción personal de las situaciones y en las relaciones con quienes nos rodean.      
  2. Es muy importante validar nuestras emociones, a través de la facilitación de espacios de dialogo, escucha  y ocio en el hogar, para que cada miembro de la familia pueda sentirse en confianza y seguridad  para expresar abiertamente lo que siente y piensa. Validamos a quienes nos rodean, cuando “nos colocamos en sus zapatos”, entendiendo que no  todos reaccionamos de la misma forma  ante una situación similar. 
  3. La expresión particular y libre de nuestras emociones, no debe implicar lastimar y/o atentar contra la integridad de las personas  que nos rodean. Por ello es muy importante encontrar formas asertivas de expresar emociones sin lastimar a quienes amamos. 
  4. Si comenzamos a identificar que algún miembro de nuestro hogar manifiesta de forma prolongada tristeza, ira o temor, tendiendo a encontrarse más irritable, decaído y/o con poca apertura al diálogo con otros, es importante solicitar asesoría profesional, permitiéndonos buscar alternativas para acompañar a nuestros seres queridos, cuando consideramos que no sabemos cómo hacerlo y como herramienta para promover la salud mental. 

Finalicemos interiorizando que la expresión asertiva de emociones, nos permite conectarnos con quienes amamos y generar vínculos fuertes, en esta etapa que hoy vivimos como humanidad, donde nuestro mejor regalo puede ser el mayor tiempo que estamos en casa.

Diana Marcela Molano

Psicóloga